viernes

Los vaivenes de la Vida


Para la gran mayoría la vida, es muy larga, es algo que tenemos y nunca se acabará, pero en la vida el periodo más largo, es la niñéz, qué es cuando no sabémos qué es en sí la vida; siendo la juventud un período muy corto, porque cuando abrimos los ojos, ya se fue y se presentó la vejez, queriendo regresar pero ya no se puede, porque los mejores años, ya se fueron y nunca regresarán.

Cuando el ser humano, cree que ha podido dominar la vida, de tanta fuerza que tiene, que rompe ese ciclo, llegando pronto la edad madura y muy pronto a ese pedido que se llama vejez.

Todos los seres racionales que poblamos la tierra, no estamos conscientes qué estamos haciendo, a dónde vamos y qué queremos, porque de tan listos que somos, perdemos nuestra vida se sabe cómo y por qué, pero pronto desaparecemos, muchas veces sin darnos cuenta.

Nosotros los humanos, no cuidamos nuestra vida, no le damos la importancia que tiene, ni tampoco sabemos o no queremos saber qué es lo único que tenemos y al perderla, ahí mismo quedamos, sin tener nada, siendo ya algo inservible, o tal vez ya un cadáver, por lo saber la conservar, por darle el valor que tiene nuestra vida, puesto que todos los que vivímos en esta tierra no tenemos nada, por más conocimientos que tengamos o poseemos, por muchas riquezas o poder que ostentémos, nada tiene más valor, que nuestra vida.

A nuestros hijos los debemos querer, enseñándoles siempre que lo que más valor tiene en este mundo, es la vida, después de la preparación que obtengamos, que será un arma muy fuerte que debemos saber cómo usarla, para defendernos de los demás para conservar lo más valioso que tenemos, que nuestra vida.

Nunca veas para atrás de lo que hiciste, no te quedes parado sigue adelante que tu vida vale mucho y tiene muchas sorpresas agradables para ti, deja que el mundo ruede, observalo y comprendelo y que tú eres y serás el ser más valioso, tal vez del universo, si tú lo valoras, para llegar hasta dónde quieras, pero siempre mi mira para arriba, trata de alcanzar las nubes y entre más alto estés, más sencillo será conseguir todo y ubicarte lo mejor posible.

Los peores aspectos que puede creer haber obtenido el ser humano, es una decepción un triunfo muy alto, dado a que sí se ha decepcionado, no tiene elementos para seguir adelante, para pelear y seguir en esta vida; quedado estacionado y ahí morir; ahora bien sí piensa haber alcanzado el triunfo más alto de la vida, también comienza a perder el nivel del piso y también ahí mismo se queda para siempre, sin buscar nuevas metas y objetivos.

Ahoa bien, ni una decepción o un triunfo deberá ser determinante para un ser humano, ya que una decepción un fracaso, es un simple tropezón o resbalón en la vida; o si tenemos un triunfo y nos empezamos a sentir los reyes de éste mundo y otros mundos, viendo para abajo todo y a todos, también será un resbalón que nos hará caer y también ahí quedar, porque siempre que tengas un triunfo, no lo veas cómo lo máximo, observalo como algo que se ha obtenido, porque en la vida, nunca deben agotarse las nuevas metas, los nuevos objetivos, para seguir cosechando triunfos; iniciando siempre con el primer escalón, luchando sin descansar para llegar hasta donde cada quien quiera.

Todos los hombres tienen fracasos y triunfos en la vida, tienen ese mal sabor de boca, o pueden tener mucha dulzura y muchos encantos, pero la vida es algo que nos puede dar todo, o nos puede dar nada; no obstante todos estamos en ese subibaja, que no sabemos, ni comprendemos por qué es así, pero debemos prepararnos para seguir adelante y no dejarnos caer por los fracasos, o pensar que todo lo tenemos y lo podemos, porque también en cualquier momento lo podemos perder, sin tener ninguna brújula que nos guíe, para seguir adelante.

A tus hijos, dáles todo lo bueno que tengas, cuida celosamente tus defectos, porque tus hijos, son los peores jueces que tienes enfrente en la vida, son los que te conocen y no los puedes engañar, exponiéndote todas las pruebas que quieras para condenarte; por tal motivo enséñales quién eres, qué tienes, cuáles son tus caídas y tus triunfos, porque todo en la vida, es como miel sobre hojuelas.

En la vida, hoy puedes caminar como un triunfador con toda la altivez que te dió el triunfo; mañana puedes ir con la cobija arrastrando derrotado, hoy tienes mucho vigor y tal vez mañana te encuentres enfermo; hoy vas caminando por la vida con toda esa juventud que todos llegamos a tener y mañana vas caminando cuál viejo decrépito y acabado; hoy estás volando por los cielos y mañana pues estar rodando por el suelo; porque la vida vívela con toda cautela, con todo el conocimiento que te dá la misma vida, porque si no, tal vez mañana, seas una persona vieja y olvidada o tal vez inservible o muerta.

La vida, es como una ruleta, que da muchas vueltas, que deberíamos analizar e interpretar para vivir lo mejor posible, dando a nuestros hijos lo que más valor tiene, que es nuestra atención y nuestro tiempo, para que mañana ellos nos correspondan; pero para conseguir todo esto cuida tu vida y tu persona, que vale mucho; en ocasiones no nos damos cuenta y lo valoramos, cuando ya somos inservibles o estamos muertos...

............ 

fuente: .pensandoenlaweb.com